Tecnología para eliminar patógenos en poscosecha permite combatir Covid-19

En estos meses de pandemia, hay tecnologías que han demostrado una alta eficiencia para combatir el Covid-19, beneficiando a la industria agrícola.

Si bien históricamente, la industria de alimentos maneja políticas de higiene y sanitización en sus áreas de procesos, en los últimos meses, debido a la pandemia, en las áreas de apoyo a la operación y tránsito de personas se han debido adoptar medidas adicionales de prevención e higiene para la minimización de contagios.

Una de ellas es la tecnología e ingeniería de aplicación que ofrece Oxyion -empresa socia de PMA-, perteneciente al grupo IPAM. La multinacional con más de 25 años de experiencia se enfoca en entregar soluciones de purificación ambiental; calidad de aire interior; sanitización y eliminación de olores.

Airlife también forma parte de ella y entrega soluciones de purificación de aire en recintos cerrados como oficinas, malls, clínicas, casinos y vehículos.

“Sin químicos ni residuos, logramos sanitizar ambientes en las cámaras frigoríficas, controlamos microorganismos como bacterias, hongos y virus; siendo ideal a su vez, para casinos, baños y vestidores en las plantas frigoríficas», indicó Bernardo Weason, gerente de la división agrícola de Oxyion.

«Allí donde hay posible aglomeración o tránsito continuo de personas, disminuyendo importantemente la posibilidad de contagios”, agregó.

“Llevamos muchos años apoyando a la industria, en sus procesos de postcosecha con un control ambiental de fitopatógenos y bacterias que puedan afectar la calidad o inocuidad de los productos y con nuestra área de ingeniería de Airlife estamos aportando con soluciones de purificación de aire en zonas que pueden afectar la operación continua de una planta».

«Nuestros últimos estudios basados en carga viral en distintos materiales, muestran que una hora de tratamiento o aplicación de la tecnología Oxyion se logra controlar el Coronavirus humano y otros virus, como el de la Influenza, pues rompemos la pared externa o protectora de estos patógenos”, expresa.

La tecnología de ionización de plasma no térmico, funciona en tres etapas: Primero, captación de aire ambiente a purificar, filtrando el material particulado mayor a 1 micrón.

Luego, el aire filtrado que ingresa al reactor HFCP (High Frecuency Controled Pulses), es sometido a un proceso de reacción eléctrica controlada, generándose moléculas de oxígeno ionizado, compuestos de alta energía que sinérgicamente producen reacciones de descomposición de microorganismos y gérmenes patógenos (virus, bacterias, hongos, etc.) y de moléculas orgánicas (olores, VOC, etileno).

Y tercero, este aire sanitizado y parte del oxígeno ionizado es devuelto al ambiente, generando una limpieza y tratamiento del área de manera continua e integral, sin químicos ni residuos.

Fuente:
PortalFruticola.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*