Rising Farms ofrece un nuevo modelo de inversión para la producción en invernadero

El Premium de los negocios esenciales, como lo es la horticultura se ha acentuado más en los últimos meses debido a la pandemia. Todos tenemos que comer, y la agricultura no puede detenerse, así que estos negocios son imprescindibles. Los inversionistas se fijan cada vez más en esto, que el negocio en el que planean invertir tenga un componente esencial.

La gran oportunidad para México

Las condiciones climáticas de México, la mano de obra de bajo costo y la proximidad a los mercados de América del Norte lo convierten en uno de los lugares más estratégicos para el desarrollo agrícola en el mundo. Muy pocos lugares con tanta tierra explotable están tan cerca de los mercados más grandes y tienen condiciones de producción durante todo el año. De esta manera, se puede inferir que en México se tiene todo para ser los mejores, pero aún está lejos de serlo. Varios países con condiciones menos propicias tienen varias veces la capacidad instalada y son mucho más técnicos.

Un perfecto ejemplo son las flores de corte. No hay ninguna razón comercial por la que México, con un clima muy similar al de Colombia y con eficiencias de costos muy superiores debido al hecho de que las flores cortadas se pueden enviar a los Estados Unidos por tierra y no por avión como lo hace Colombia, no compita seriamente en este mercado. La única explicación es la falta de inversión y sofisticación.

¿Quién es Rising Farms?

Rising Farms nace de la ideología de separar 2 negocios que siempre se han considerado en conjunto. Por una parte está el negocio inmobiliario, sea un invernadero o la tierra, o cualquier operación de agricultura protegida que requiere de una inversión inmobiliaria; y por el otro lado está la operación de las instalaciones, que tiene otro tipo de riesgos, otro tipo de incentivos y otro tipo de inversiones. En otras palabras, si yo quiero poner un restaurante, no necesariamente debo de construirlo, lo puedo simplemente rentar y de esta manera se separa el negocio inmobiliario del negocio de la operación.

“Lo que se busca es que el lado inmobiliario sea tomado por inversionistas inmobiliarios con los riesgos y beneficios que esto implica, y la operación pueda ser tomada por empresas como Rising Farms. De esta manera, aquellos invernaderos que por alguna razón no están operando o que no son los suficientemente productivos para ser negocio, los tomamos bajo un modelo de arrendamiento y las operamos como Rising Farms”

–Pablo Ricaud, Presidente del Consejo, Rising Farms

Las ventajas de este modelo es que no se tiene que incurrir en la inversión inmobiliaria y solamente se hace la inversión en el cultivo y la operación. La visión a largo plazo es tener inversionistas inmobiliarios y que Rising Farms les proporcione el lado operativo para que obtengan los retornos en inversión que están buscando.

¿Qué ofrece Rising Farms del lado operativo?

Conocimiento – Existen cifras de la secretaría de agricultura de México que aproximadamente el 50% de la agricultura protegida en México está abandonada, y una razón importante es la falta de conocimiento técnico. México ha evolucionado a grandes pasos en los últimos años en el manejo de las variables que influyen en el crecimiento de los cultivos en invernadero. Hace 20 años México importaba a sus growers de países como Holanda, España, etc. En los últimos años, gracias a instituciones privadas y universidades, se ha logrado formar un muy buen nivel de agrónomos especializados, lo cual es clave para el lado operativo y no se debe de escatimar en ello. La inversión en la capacitación continua del personal y en los insumos adecuados es lo que hará crecer el negocio.

Además, la inversión en tecnología debe ser la correcta. No se debe confundir la tecnología con el negocio. La tecnología es incremental cuando se tiene una buena operación. Si se tiene una buena operación, la inversión en tecnología nos dará incrementos porcentuales en productividad. La tecnología por sí sola no es el negocio.

Comercialización – Se puede tener mucho conocimiento y tener un invernadero altamente productivo, pero si no se tiene una estrategia de quién te compre el producto a un precio sostenible, creará un gran problema de flujo de capital en el modelo de negocio y de esto dependerá la planeación del ciclo de cultivo. Rising Farms tiene un profundo conocimiento de cómo se manejan los canales de comercialización, quienes son los comercializadores con más experiencia y de los mercados de consumo. Una vez entablada la comunicación con el comercializador, conocer cuáles son los estándares de calidad que requieren, que certificaciones se deben tener, y con un contrato de qué es lo que se debe producir y cuando, entonces se podrá hacer una planeación del ciclo de cultivo. Primero se debe tener un contrato de comercialización y luego planear la producción, no al revés.

Planeación financiera – Una vez que se tiene el conocimiento y la comercialización de la producción en orden, la planeación financiera es indispensable, –poder tener el capital que se necesita cuando se necesita. Esto es, hacer una planeación de flujos de efectivo a lo largo del tiempo. Se tienen que hacer inversiones muy fuertes en todos los insumos que se requerirán para la producción en sus diferentes etapas, personal y operación en general del invernadero, mucho antes de que se reciba ningún ingreso por la venta. La planta no espera, y estas inversiones se deben de hacer justo cuando se necesitan.

¿Te interesa conocer más como Rising Farms puede operar tu invernadero o conocer más estas oportunidades de inversión?

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*