Agricultor méxicano de tomate: «Con ReduHeat nos protegemos del calor y mantenemos la luz necesaria»

Los tomates pueden aprovechar mucha luz para su producción, pero resultan fácilmente afectados por el calor. Esta es la razón por la que Hortalizas Argaman usa el recubrimiento reflejante de calor ReduHeat.

Los invernaderos están en Poncitlán, en la región de Jalisco, en el centro de México, y produce tomates, pimientos morrones y pepinos todo el año en 58 hectáreas (144 acres) de invernaderos de plástico. Los productos se exportan principalmente a los EE. UU. y Canadá.

Los niveles de radiación son altos durante todo el año. «Por eso aplicamos el recubrimiento desde finales de Enero. En el pasado, usábamos ReduSol, el cual refleja tanto el calor como la luz. Pero actualmente usamos ReduHeat para recubrir el invernadero. Esto permite que la luz usada por las plantas para la fotosíntesis pueda pasar, pero refleja la radiación de calor. De esta forma combinamos una alta producción con la protección contra el calor», dice Pablo Fernando Albarrán Estrada, Director de producción agrícola en Hortalizas Argaman. En la actualidad seguimos recubriendo las paredes del invernadero con ReduSol.

Pablo Fernando Albarrán Estrada, Director de producción agrícola en Hortalizas Argaman

El calor causa problemas de crecimiento

La luz solar consiste en luz de radiación fotosintéticamente activa (PAR siglas en ingles) y luz infrarroja. El primer componente suministra energía para la fotosíntesis y, por lo tanto, es muy útil. En cambio, la cosecha no puede utilizar la luz infrarroja. Su único efecto es calentar el invernadero. Para limitar el calor dentro del invernadero, lo mejor es reflejarla.

«Cuando el invernadero se calienta demasiado, esto crea problemas a las flores y, en casos graves, la planta deja de crecer completamente. Es por eso no hacer nada no es una opción», dice Pablo Albarrán. «El recubrimiento hace la gran diferencia. Reduce la temperatura dentro del invernadero en dos grados, las flores crecen mejor y los abejorros polinizan más activamente las flores. En general, tenemos un mejor control de la producción».

Producción mejorada

Todo esto resulta en una mejor producción y un periodo de producción más largo. No solo las cosechas se benefician de las mejores condiciones. «El personal se siente más cómodo y puede trabajar periodos más largos», comenta.

Pablo Albarrán está satisfecho con el recubrimiento y lo volverá a usar la próxima temporada. La protección de las paredes laterales con ReduSol posiblemente se optimizará también en ese momento. «Actualmente, aplicamos los recubrimientos manualmente, pero en el futuro vamos a realizar la aplicación por medios mecánicos», concluye.

Para más información:
ReduSystems
yosef@mardenkro.com
www.redusystems.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*