Nueva asociación para crear nutrientes para la agricultura protegida a partir de crustáceos

Re-Nuble tiene la misión de reciclar una parte de los casi 1300 millones de toneladas métricas de alimentos que se desperdician anualmente. La empresa con sede en Nueva York, que produce nutrientes a partir de desechos orgánicos para granjas de agricultura protegida, se está asociando con otra empresa emergente de economía circular, CruzFoam, con sede en California, para frenar el desperdicio de las operaciones de productos del mar.

CruzFoam, que recientemente incorporó a los actores Leonardo DiCaprio y Ashton Kutcher como inversionistas y asesores de la junta de consejo, produce material de empaque ecológico y sostenible a partir de caparazones de camarones que la industria pesquera descarta. La asociación permitirá a Re-Nuble integrar algunos de estos desechos de pescados y mariscos en su ciclo de producción de nutrientes agrícolas.

“Sentimos que [CruzFoam] sería un buen socio porque están muy alineados desde una perspectiva de circularidad”, comentó la fundadora y directora ejecutiva de Re-Nuble, Tinia Pina. Elogió a la empresa en particular por su transparencia y respeto por los procesos.

Ese tipo de alineación es fundamental para acelerar los sistemas circulares de conversión de residuos en valor, donde las empresas emergentes en etapa inicial como Re-Nuble y CruzFoam reconocen que pueden ser solo una parte de la solución.

Pina se dio cuenta de la magnitud del problema del desperdicio de alimentos y se ofreció como voluntaria para la organización sin fines de lucro de apoyo social New York Cares en la ciudad de Nueva York. La ciudad gastaba decenas de millones de dólares al año para deshacerse de los desperdicios de alimentos que Pina reconoció que podrían tener muchos otros usos si se reciclaban o se convertían en abono. Comenzó Re-Nuble y puso en marcha años de investigación y desarrollo sobre cómo usar los desechos de alimentos para los medios de cultivo en interiores.

“Nuestro equipo tenía la fuerte convicción de que iba a haber un cambio hacia una mayor producción en agricultura protegida debido a lo que estamos experimentando ahora”, explicó. “Las altas temperaturas, los patrones climáticos erráticos, son cosas que limitan la producción del suelo. Realmente estábamos un poco adelante de la curva en 2015”.

Del tenedor a la granja

Re-Nuble obtiene su materia prima de distribuidores mayoristas de productos, así como de transportistas de residuos y proveedores de logística. También trabaja con empresas y organizaciones locales para adquirir sus residuos alimentarios.

Luego, los desechos pasan por un proceso patentado para transformarse en nutrientes.

Con su planta de fabricación de 6,300 pies cuadrados, Pina dice que Re-Nuble puede producir 50,000 galones por mes de su producto de nutrientes hidropónicos orgánicos líquidos, que la compañía vende directamente a operaciones de agricultura protegida, incluidos invernaderos y granjas verticales. También vende su producto a minoristas que llegan a los consumidores.

“El envío de medios de cultivo desde otras partes del mundo no es sostenible. Resolvemos eso mediante el uso de flujos de residuos localizados y, a través de nuestro modelo de negocio, podemos replicar este proceso de producción en cualquier parte del mundo”, dice.

Expansión de rango y alcance

Los planes de Re-Nuble para expandirse a nuevos tipos de residuos son parte de una estrategia de crecimiento que fue posible gracias a su ronda de financiación inicial, planteada en diciembre pasado. Con CruzFoam, la compañía tendrá acceso a flujos de desechos de mariscos, específicamente mariscos, que pueden mejorar y expandir su línea de productos.

Pina señaló los beneficios del polisacárido quitina, que se encuentra en los exoesqueletos de insectos y mariscos, para aumentar la resistencia de las plantas a algunas formas de plagas y enfermedades, por ejemplo.

La asociación con CruzFoam también ayudará a Re-Nuble a acceder a un mercado más amplio y nuevas industrias agroalimentarias, como el cáñamo.

En última instancia, lo que Pina y Re-Nuble quieren lograr va más allá de eliminar el desperdicio de materia orgánica aprovechable: es liberar a las operaciones de agricultura protegida de su dependencia en los nutrientes adquiridos en procesos peligrosos para el medio ambiente.

“Si bien existen varias opciones de medios de cultivo para los productores bajo ambiente controlado, la industria carece de una forma verdaderamente sostenible de medios de cultivo”, dice Pina. “Existe una necesidad urgente y extrema de desarrollar una solución de sustrato de cultivo totalmente compostable”.

Fuente:
Agfundernews.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*