Robots de cosecha de berries pueden recolectar en una semana las fresas consumidas durante Wimbledon

Los fanáticos de Wimbledon, que consumen 34 mil kilos de fresas durante la duración del torneo, podrían obtener un día estas fresas de un pequeño grupo de nuevos robots desarrollados en Europa, que utilizan fotónica para detectar la fruta y son capaces de recolectar suficientes fresas para los requerimientos del campeonato en menos de una semana.

Presentada por la incubadora de innovaciones fotónicas financiada por la Unión Europea -ACTPHAST 4.0, solo se necesitarían 14 de estos nuevos robots para que en menos de 7 días recoger y empacar todas las fresas perfectas, rojas y sin manchas necesarias para Wimbledon.

El robot ‘Rubion’ recoge y empaca fresas maduras, sin magulladuras cada 5 segundos con su delicado mecanismo, y tiene la capacidad de cosechar entre 180 y 360 kilogramos al día.

Dependiendo de la habilidad y la experiencia, un recolector humano entusiasta puede cosechar alrededor de 50 kilogramos en un día, pero tendrá que tomar descansos, estar preparado para trabajar con un sueldo bajo y no sentirse tentado a comer algunas de las ricas fresas.

Desde la parte de debajo de la planta, el robot recoge las fresas individuales que son cultivadas en camas elevadas a unos centímetros del suelo, pueden clasificar las frutas por tamaño o peso y empacarlas en canastillas a medida que avanza.

Descrito como una “revolución” en la recolección de frutas, el robot recolector de fresas recolecta frutas blandas como un humano, sin magulladuras a una tasa de 11,500 fresas (entre 180 y 360 kg) en un día de 16 horas. Con su patentado mecanismo de brazo, el recolector robótico detecta una fresa madura con láser antes de literalmente “agarrarla” y cosecharla por la parte de abajo.

La incubadora de innovaciones fotónicas ACTPHAST 4.0 apoyó a OCTINION, una compañía de investigación y desarrollo especializada en proporcionar soluciones robóticas a la agricultura y la alimentación, para desarrollar el robot Rubion .

Fresas Cosechadas Roboticamente

Mientras que la recolección de manzanas y otras frutas duras a menudo ha adoptado un enfoque mecánico más directo, como literalmente sacudir los cultivos y recogerlos del suelo al caer, la recolección automática de berries siempre ha sufrido inconvenientes debido a la naturaleza delicada de la fruta.

El Dr. Tom Coen, CEO y fundador, explica:

“La recolección de frutas blandas con máquinas siempre ha sido difícil dado que son tan fáciles de aplastar y la sensibilidad necesaria para decidir si una fruta estaba madura o podrida, simplemente no existía”.

“Sin embargo, Rubion, nuestro robot autónomo de recolección de fresas es una forma novedosa de solucionar este problema. Es comparable a un ser humano de muchas maneras: el robot solo escoge las mejores fresas rojas y frescas sin dañarlas de ninguna forma”.

Las velocidades de cosecha y clasificación son comparables a las de un trabajador ideal, pero cuentan con un control de calidad avanzado y la capacidad de trabajar sin descanso las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Rubion utiliza sensores fotónicos para detectar las longitudes de onda de la luz, o las “señales” emitidas por una fresa roja y madura de acuerdo con un conjunto de características preprogramadas de la cámara RGB incorporada en el “ojo” del robot.

“Al igual que usted sabe cómo se ve una fresa roja, jugosa y regordeta”, explicó el Dr Jan Anthonis, co-fundador de Octinion. “Rubion puede hacer esto matemáticamente, primero buscando las señales de calor espectroscópicas infrarrojas que se desprenden de una fruta, obteniendo una evaluación perfecta en todo momento”.

“El brazo tiene nuestra patentada ‘pinza de tacto suave’ que no hace más daño a las fresas de lo que un humano haría. “Recoge la fresa literalmente como una persona sin cortar el tallo”.

Componentes fotónicos clave

Si bien la experiencia de Octinion brindaba soluciones de automatización innovadoras a sus clientes, fue la asociación con ACTPHAST 4.0, una incubadora de PYME que ayuda a las empresas existentes y emergentes a innovar utilizando la fotónica, lo que proporcionó la calibración perfecta de la cámara RGB incorporada en el robot.

“ACTPHAST 4.0, ayudó considerablemente a detectar la fresa madura perfecta”, dijo Anthonis.

Fuente: Science Business

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*