La producción de berries y sus principales retos

Para 2019, tan sólo en México se estimaba la existencia de 44 000 hectáreas de berries repartidas principalmente en los estados de la región occidente del país. En la actualidad, su producción enfrenta complicaciones diversas, entre las que destacan la inocuidad y la disponibilidad de mano de obra para el manejo de los cultivos, así como la atención a necesidades de nutrición, riego, manejo de plagas y enfermedades.

Mientras que la concentración de la producción en las temporadas de mayor precio y el manejo de productos que no rebasen los límites de residualidad permitidos son las bases del ahorro en mano de obra y disminución de residuos, otro interés prioritario para los productores es cubrir las exigencias del mercado respecto al tamaño de fruto. Para ello, una de las soluciones es el manejo de variedades que generan frutos de gran tamaño y fruta concentrada, sin embargo, no todos los agricultores tienen acceso a éstas, por lo que la búsqueda de alternativas de manejo en el cultivo sigue siendo prioritaria.

Al tanto de esta situación, Grupo Empresarial ReteNum —especialista desde hace más de 30 años en la elaboración de biorreguladores y bioestimulantes— dio inicio a una serie de trabajos de investigación sobre moléculas que propicien el incremento de tamaño y concentren su producción, enfocados en la generación de productos que eleven la calidad de la fruta y contribuyan a reducir el uso de productos con restricción.

En respuesta, ha desarrollado la tecnología BioActive, fundamentada en el manejo de metabolitos extraídos de microorganismos que activan los receptores de los materiales que se apliquen en conjunto con ella, potenciando su efecto. De esa manera, estimula la penetración de fertilizantes, bioestimulantes y reguladores de crecimiento para ubicarlos de forma adecuada en los receptores que lleven a cabo una función metabólica en la planta.

Por otro lado, al incorporar su efecto tecnológico sobre la 6-bencilaminopurina (6-BAP) logra estimular  de forma adecuada tanto el tamaño de la fruta como la concentración de la cosecha, de forma similar o superior a las moléculas sintéticas que, aun siendo empleadas hoy en día para dicho fin, implican un uso limitado por los puntos ya mencionados. Por ello y más, la tecnología BioActive constituye una respuesta eficaz a las problemáticas actuales en la producción nacional del cultivo de berries.

Fuente: Agroenzymas
Más información: info@agroenzymas.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*