Invermex: de construcción de estructuras de baja y media tecnología a invernaderos de alta tecnología de calidad mundial

Invermex nace en Culiacán, Sinaloa, México a raíz de una necesidad real. En el año 1993 el huracán Lidia tocó tierra en Sinaloa causando el daño y destrucción de la gran mayoría de las estructuras de agricultura protegida. En ese entonces, el Ing. Jesús Chaín, fundador de Invermex, llegó después del huracán a la operación agrícola de Grupo Batiz a realizar reparaciones eléctricas, encontrando un invernadero de fabricación israelí completamente destrozado. En ese entonces él se propuso junto con su equipo a levantarlo desde las ruinas, realizando una restauración total. Es aquí cuando se vislumbra la necesidad de contar con un constructor de invernaderos local que pueda resolver los problemas en tiempo real.

A raíz de este logro, Grupo Batiz le solicita al Ing. Chaín construir sus próximos invernaderos, y él y su equipo comienzan a diseñar una nueva estructura, tropicalizando las estructuras extranjeras existentes en el mercado en ese entonces para satisfacer las necesidades de producción en esa región. Gracias a esa alianza inicial con Grupo Batiz, el Ing. Chaín comienza a ser reconocido como constructor de invernaderos confiable en la región y con una respuesta de servicio impecable, y comienza a construir invernaderos para otros productores.

Dado este éxito en el diseño de sus estructuras y servicio, en 1998 se establece formalmente Invermex en Culiacán Sinaloa.

La evolución hacia la alta tecnología

En sus inicios, Invermex se dedicó a tropicalizar la tecnología existente para que realmente fuera efectiva y aplicable a la región, construyendo un sinnúmero de estructuras de baja tecnología e inclusive casa sombra, capitalizando en la oportunidad que en ese entonces ofrecía el mercado.

Siendo una empresa local, y con la experiencia en instalación y servicio, Invermex adquirió una empresa que se dedicaba a la instalación de equipos extranjeros en invernaderos de alta tecnología y con ello comenzaron a emprender su incursión en el campo de la construcción e instalación de invernaderos de alta tecnología.

Ahmed Chaín, director de operaciones en Invermex nos comenta que: “No ha sido un camino fácil. Hemos tenido que establecer diversas alianzas con los proveedores clave de diversas tecnologías para la producción en ambiente controlado a nivel global, y trabajar de la mano para poder tropicalizar esas tecnologías y capitalizar lo que ofrecen en las diferentes regiones productoras de México. Además, los productores estaban muy acostumbrados a definir como alta tecnología solo a los constructores extranjeros. Es una barrera que estamos rompiendo día a día”.

¿Qué ofrece Invermex hoy en día?

Hoy en día, Invermex ha desarrollado las alianzas estratégicas con los principales proveedores a nivel global de equipos e innovaciones para la producción en ambiente controlado, mismas que ofrecen otros constructores de invernaderos extranjeros; pero con la capacidad de ser un proveedor local, con un equipo de profesionales con gran experiencia que pueden fabricar, construir, proporcionar el servicio postventa y servicio de mantenimiento justo cuando el productor lo necesita.

“Al final del día, el agricultor necesita resultados rápidos. Ellos no pueden esperar, trabajan con seres vivos. No pueden esperar a que las soluciones lleguen de fuera. Si tienen un problema necesitan resolverlo rápido”, comenta Chaín.

DCIM\100MEDIA\DJI_0036.JPG

¿Cuál es la fortaleza de Invermex?

De acuerdo a Ahmed Chaín, la fortaleza de Invermex se basa en los siguientes pilares:

  • Su gente. “Tenemos gente con mucha experiencia y sobre todo muy comprometida con la satisfacción de nuestros clientes”.
  • Nuestros orígenes. “Siempre hemos sido una empresa innovadora capaz de tropicalizar las tecnologías provenientes de todo el mundo a México. Tenemos una gran flexibilidad para escuchar al productor, y partir de sus necesidades para poder ofrecer soluciones a la medida”.
  • Integración. “Nos encontramos en un punto en el que estamos integrados, desde la cadena de suministro hasta internamente; en nuestros diseños, instalación, servicio y refacciones. En sí, toda nuestra integración vertical cada día le da más seguridad y confianza al productor”.

El futuro

Invermex ahora se enfoca en la consolidación y en la mejora continua, esto es, continuar mejorando sus procesos, sus diseños y soluciones para el productor, primeramente a nivel nacional y con ello poder ofrecer estas soluciones a nivel internacional. “Estamos comprometidos con la mejora continua y continuar aprendiendo de los mercados y sus necesidades, y eso nos llevará a la consolidación en la alta tecnología y permitirnos la internacionalización”, afirma Chaín.

Los mercados están cambiando y los productores buscan ser más eficientes, sacar más kilos en menor superficie. Antes en México la mano de obra era basta, ahora ya no es así. Entonces es necesario ayudar a los productores y los mercados a aprovechar las tecnologías, tanto las existentes como las que vienen, para que de la mano de ellos se puedan cosechar más kilos por metro cuadrado y hacer sus negocios mucho más rentables. Eso ya lo está dando la implementación de la tecnología en cada región. No se requiere la misma alta tecnología en todas las regiones. Cada zona de producción tiene sus peculiaridades que hay que entender para poder recomendar e implementar la tecnología adecuada.

“Cada vez mayor cantidad de productores están confiando en que lo hecho en México está bien hecho. Ellos mimos son un testimonio de ello, de que lo que se hace en México no solo está bien hecho, sino que está mejor hecho de lo que se hace en otras partes del mundo. Siguiendo su ejemplo, así como ellos son mejores, nosotros estamos seguros de que en México ellos ya tienen una empresa proveedora de tecnología para la producción en ambiente controlado que puede competir de igual manera. Ahora ellos pueden tener una empresa local para seguir compitiendo de una manera global”, concluye Chaín.

Moraleja

“Si inviertes en un coche, el mejor que quieras, una cosa importante es si ese fabricante tienen la capacidad de solucionarte los problemas de manera local. Si tú tienes la capacidad y el tiempo de esperarte 2 meses para que te lo resuelvan, pues adelante. Generalmente un productor necesita que sus problemas de tecnología se los puedan solucionar de manera local rápidamente para seguir produciendo, sobre todo cuando su inversión no es de miles de dólares, pero de millones de dólares”.

www.invermex.com
Ventas@invermex.com
@invermexinvernaderos

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*