Frances Arnold, Premio Nobel de Química, trabaja en México para disminuir el uso de pesticidas

El trabajo de la empresa que fundó Frances Arnold se está aplicando en campos de cultivo de maíz en Guanajuato.

Los conocimientos de la científica estadounidense Frances Hamilton Arnold, Premio Nobel de Química en 2018, se encuentran ‘rindiendo frutos’ en los campos mexicanos, ya que ‘Provivi’ (empresa que fundó en 2013) desarrolla soluciones agroecológicas que buscan disminuir el uso de pesticidas en los cultivos del país.

La primera etapa del programa piloto que pretende controlar la reproducción del gusano cogollero (principal plaga de las plantas del maíz) concluyó con éxito.

Durante la actual temporada de cultivo (ciclo primavera-verano 2020), Provivi aplicó dispensadores de feromonas de confusión sexual en 245 hectáreas de maíz blanco ubicadas en Cerritos Blancos de Pénjamo, en Guanajuato.

Estos dispensadores crean una nube de ‘perfume’ que confunde al macho de gusano cogollero, plaga que puede ocasionar más del 40 por ciento de pérdidas en un cultivo de maíz.

Este ‘perfume’ tiene el objetivo de disminuir el apareamiento, y reducir así la aparición de nuevas generaciones de larvas que afectan los sembradíos.

El daño de esta larva puede provocar que el productor haga hasta tres resiembras, lo que se traduce en un incremento considerable en los costos de producción.

La iniciativa arrancó el 14 de mayo con la participación de 40 agricultores, a quienes se capacitó para la instalación de los dispensadores.

A un mes del programa, las plantas se mantienen libres del gusano cogollero y gracias a esta innovación los agricultores han evitado la aplicación de insecticidas hasta en dos ocasiones, debido a que el proceso de control de plagas tradicional de la zona implicaría el uso de pesticidas cada quince días para esta plaga.

“Hoy más que nunca, el mundo requiere que la agricultura transite a un enfoque limpio, eficiente y sostenible. Gracias a la tecnología, el uso de insecticidas en los campos de maíz se puede llegar a reducir hasta en un 40 por ciento; en algunos casos, hasta en 100 por ciento”, señaló en entrevista Gloria Meléndez, directora de relaciones institucionales de Provivi México.

La especialista añadió que este tipo de tecnología basada en feromonas de confusión sexual ya se aplica con éxito en cultivos de alto valor económico como el de manzanas y uvas.

Fuente:
El Financiero

2 Comments

  1. Quisiera contactar a la maestra Frances Arnold, con el fin primero de conocerla y posterior aplicar sus conocimientos científicos en el control de plagas minimizando el uso de plaguicidas que están dañando a todo ser viviente y a nuestro planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*