Estado actual del acuerdo de suspensión de tomate y sus posibles repercusiones

El pasado mes de febrero Estados Unidos anunció sus planes para retirarse unilateralmente del acuerdo de suspensión de tomate con México antes del 7 de mayo de 2019. Sin embargo, si las partes logran un acuerdo de suspensión renovado, las condiciones específicas pueden cambiar y se evitaría el retiro.

Dado que la mitad de los tomates frescos que se consumen en los EE. UU. provienen de México, los cambios potenciales en el comercio internacional tendrían implicaciones relevantes, no solo para los productores, sino también para los exportadores, minoristas y consumidores. Las implicaciones específicas para cada eslabón a lo largo de esta cadena de valor altamente integrada dependerán de la naturaleza del resultado de la negociación.

Si no hay un nuevo acuerdo de suspensión para el 7 de mayo, se impondrá un derecho antidumping temporal del 17.5% a los importadores estadounidenses de tomates mexicanos. Además, el gobierno de los Estados Unidos reanudaría la investigación de derechos antidumping iniciada en 1996. Posteriormente, la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos publicaría una determinación sobre si la industria del tomate de los Estados Unidos se vio perjudicada debido a las importaciones de tomate procedentes de México. Si encuentra un daño sustancial, se determinará un derecho antidumping actualizado. Sin embargo, si no se determina ningún daño, deberían eliminarse todas las restricciones al comercio de tomates frescos.

Acciones tomadas por ambas partes

Los productores mexicanos de tomate presentaron el 25 de febrero una queja ante el Tribunal de Comercio Internacional de los Estados Unidos desafiando la decisión del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. El departamento tomó la decisión con respecto a un examen por extinción del acuerdo que suspendía una investigación antidumping sobre las importaciones de tomates frescos de México.

“En un comunicado de prensa, los productores mexicanos de tomate han intentado durante un año renegociar un acuerdo existente con el Departamento de Comercio que ha traído variedad, calidad y cordura al mercado estadounidense de tomates frescos. Ese esfuerzo ha sido alcanzado por la resistencia de un pequeño grupo de cultivadores de Florida que han tratado de anular el acuerdo mediante una variedad de maniobras legales”, esto de acuerdo a Shearman and Sterling, que es es el bufete de abogados que representa a los productores mexicanos de tomate.

La caracterización de las negociaciones por parte de los productores de tomate mexicanos en este comunicado provocó una objeción de Michael Schadler, vicepresidente ejecutivo de The Florida Tomato Exchange, a lo que respondió de esta manera el pasado 28 de febrero:

“La afirmación de que los productores mexicanos han estado tratando de renegociar el acuerdo durante un año nos sorprende. El mensaje que hemos recibido de nuestros colegas mexicanos es que están muy satisfechos con el acuerdo actual y quieren que continúe. Eso no es una renegociación, por eso nos encontramos aquí hoy”.

De acuerdo con el comunicado de Shearman y Sterling, los productores mexicanos cuestionan si el Departamento de Comercio tuvo alguna vez la base para realizar una revisión, así como los hallazgos específicos que hizo el Departamento de Comercio en el caso.

En comunicado de prensa publicado a principios de marzo en el periódico agrícola estadounidense –The Packer, Oscar Woltman, presidente de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida respondió oportunamente a las acusaciones del Tomato Florida Exchange. En un resumen de este comunicado Oscar Woltman manifestó que:

  • Contrario a las afirmaciones del Sr. Schadler, en el último año los productores mexicanos han tenido un diálogo constructivo con el Departamento de Comercio de los Estados Unidos para resolver los problemas abiertos que afectan el futuro del acuerdo de suspensión. También estamos conscientes de que el presente acuerdo puede tener mejoras y, por lo tanto, hemos realizado varias propuestas positivas en esa dirección.
  • Hemos presentado al menos cinco propuestas diferentes y varias aclaraciones al departamento. También hemos enviado miles de páginas de datos y otra información en apoyo de nuestras propuestas que están disponibles para la revisión de FTE.  
  • Dudamos que el Departamento de Comercio haya mantenido a los productores de Florida en la oscuridad sobre los detalles específicos de nuestras propuestas, que se centran en reforzar el cumplimiento del acuerdo en ambos lados de la frontera.
  • Enviamos nuestra última y muy fuerte propuesta al Departamento de Comercio en diciembre, pero no hemos recibido respuesta. Si bien estamos muy decepcionados con la decisión del Departamento de Comercio el mes pasado de retirarse del acuerdo, seguimos trabajando con el departamento para resolver este asunto en el mejor interés de todas las partes antes del plazo del 7 de mayo.
  • Insto al Sr. Schadler y al FTE a trabajar con el Departamento de Comercio para resolver esta disputa de la manera que mejor sirva a todas las partes. Al final, el mayor perdedor en esta disputa serán los consumidores estadounidenses.

¿Cuáles serían las repercusiones si termina este acuerdo de suspensión?

De acuerdo a Oscar Woltman, presidente de AMHPAC, cualquier arancel compensatorio eventualmente recaerá sobre el consumidor, porque el productor, comerciante y minorista no pueden darse el lujo de reducir sus precios y asumir el arancel. Si no se tiene un acuerdo antes del 7 de mayo, los exportadores mexicanos deberán pagar un depósito del 17 por ciento antes de la exportación. Esto aumentará el precio de venta, y todos los nuevos contratos de tomate incluirán este recargo en el precio final.

La industria siempre se reorganiza cada vez que se encuentra con una nueva situación. No hay que olvidar que, si no hay un acuerdo antes del 7 de mayo, lucharemos por nuestros derechos en la Comisión de Comercio Internacional. Estamos seguros de haber cumplido con todos los requisitos que acordamos en 2013 cuando firmamos el último acuerdo de suspensión, por lo que podemos esperar ganar.

“Creo en una solución antes del 7 de mayo. Creo que nuestras propuestas para una aplicación mejor y más clara son muy buenas y serán aceptadas una vez que las contrapartes las estudien. Estamos buscando un mercado claro y organizado donde todos los involucrados tengan su participación en el mercado en función del producto y la calidad. Pedimos a todos los involucrados que revisen las propuestas presentadas al Departamento de Comercio. Si no hay voluntad de negociar antes del 7 de mayo, esperaremos el veredicto de la Comisión de Comercio Internacional a principios de noviembre. Como productor, debe prepararse en caso de que el arancel comience el 8 de mayo”, así lo expresó Oscar Woltman el pasado mes de febrero a la página de noticias norteamericana –And Now You Know.

AUDIO – Rueda de prensa sobre acuerdo de suspensión dumping al tomate mexicano

El pasado 11 de marzo la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida AMHPAC realizó una rueda de prensa para comunicar a los medios el estado actual de las negociaciones del acuerdo de suspensión, y cuáles serían sus posibles repercusiones en ambos lados de la frontera.

En este audio de YouTube, Oscar Woltman, presidente de la asociación y Alfredo Diaz, director de la misma, nos ofrecen una explicación muy clara sobre los diferentes escenarios que nos podemos encontrar el próximo 8 de mayo.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*