Elicitores en cultivos hortícolas, un factor determinante para hacer de tus sueños una historia de éxito

Por: M.C. Enrique Guzmán Téllez
Agroenzymas®

El estrés ambiental es una fuerte amenaza para el aumento de la productividad y la extensión de los cultivos.

Se estima que únicamente el 10 % de la superficie de tierra arable está libre de estrés. Incluso bajo condiciones de producción protegida, como invernaderos y túneles, se presentan eventos estresantes que disminuyen la productividad y calidad de los cultivos. Las estrategias utilizadas para incrementar la tolerancia al estrés se basan en las respuestas naturales que las mismas plantas desarrollan, una de las cuales es el uso de elicitores, que en los últimos años ha tomado gran relevancia.

Las hormonas tienen un papel muy importante en la regulación del crecimiento y desarrollo de las plantas, ya que inducen un despliegue de procesos celulares, fisiológicos y morfológicos. En tiempos recientes han sido identificados algunos grupos hormonales como los salicilatos, jasmonatos y brasinoesteroides, entre otros. A estos también se les ha llamado “compuestos de señalización” o “elicitores”, ya que no sólo están envueltos en el crecimiento y desarrollo de la planta, sino que también actúan como medidores de las respuestas que las mismas tienen frente al medio ambiente.

Los compuestos elicitores se encuentran de forma natural en las plantas y juegan un papel importante en su crecimiento y en los procesos con los que éstas responden a los factores que pueden originar estrés en los cultivos. Tales factores pueden clasificarse en bióticos (plagas, enfermedades, malezas y competencia de las mismas plantas, entre otros) y abióticos (déficit hídrico, alta o baja irradiación, alta o baja temperatura, congelación, salinidad, déficit de elementos, toxicidad por elementos, exceso de metales pesados, radiación UV, ozono y daños mecánicos).

Los elicitores evaluados en aplicaciones exógenas han sido reportados como materiales inductores de tolerancia al estrés, sin embargo, la gran variedad de condiciones adversas propicia la existencia de variaciones en los resultados. Por lo mismo, es de gran importancia definir los estándares que un material elicitor debería manejar para ser consistente ante la mayor cantidad posible de condiciones adversas.

En atención a estas necesidades, en Agroenzymas® hemos desarrollado dos nuevas tecnologías para nuestros productos:

Enfocada en activar las defensas de la planta para que genere mayor resistencia a diversos factores que afectan el desarrollo del cultivo y, por lo tanto, su productividad.  Cuenta con un efecto tranquilizador que ayuda a acelerar la adaptación de la panta ante dichas circunstancias.

Dedicada al fortalecimiento de los cultivos, lo que llamamos “resistencia sistémica adquirida”, se enfoca en proteger nuestra inversión al disminuir la carga química con la que tradicionalmente se producen los cultivos. Tecnología alineada con las nuevas tendencias de producción de bajo impacto ambiental.

Fuente: Agroenzymas
Más información: info@agroenzymas.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*