Consideraciones para el cultivo hidropónico de arándano

La hidroponía, en su concepción más básica, consiste en el cultivo de plantas sin suelo. Pero, en términos prácticos, los cultivos hidropónicos engloban a todo sistema en el que las plantas se les hace crecer y desarrollarse en un sustrato sólido o en solución.

Tanto el suministro de agua como de nutrientes se realiza mediante una solución de fertilizantes, la cual contempla todos los nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. El cultivo hidropónico está relacionado principalmente a hortalizas bajo cubierta, donde destacan tomate, pimiento y pepino; pero recientemente los cultivos de berries (fresa y arándano) se han visto favorecidos bajo este sistema. La hidroponía, como sistema de producción agrícola, ha visto en los últimos años una gran aceptación y adopción por parte de muchos productores de arándano por las múltiples ventajas que ofrece como son: mayores rendimientos, mejor calidad e inocuidad de los frutos, mayor control del clima y suministro de nutrientes, producción uniforme y precoz, menor espacio necesario para producir, mejor control de patógenos, ahorro de agroquímicos, entre muchas otras.

¿Somos una causa o una consecuencia?

Hace tan sólo 4 años al visitar campos de arándano cultivados en suelo y sin macro túnel se observó que poco más del 20 % de las plantas habían muerto y por lo tanto las producciones eran bajas. En ese momento el precio de la fruta en el mercado era bastante atractivo. Ante tal situación, la necesidad por capitalizar el beneficio que el mercado ofrecía permitió plantear el inicio de un cultivo hidropónico. No obstante, surgió el cuestionamiento sobre el tipo de sustrato más adecuado para el desarrollo, si debería ser fibra de coco, tezontle o perlita. De igual forma, determinar el tipo de contenedor (maceta o canaleta) fue una elección compleja. Finalmente se resolvió al combinar lo mejor de cada sistema, y a cada una de las sugerencias propuestas desde el exterior, que permitieron determinar un sistema de producción hidropónico de arándano sostenible y viable desde el punto de vista económico y agronómico, pues como dice el dicho “de la moda lo que te acomoda”. Sin lugar a dudas en la práctica es donde surgen también muchas de las dudas como las siguientes:

¿Convencional u Orgánico?

La idea de mantener un equilibrio con nuestro entorno ha conducido al establecimiento de esquemas que permitan reducir el impacto que tiene la agricultura sobre el medioambiente, como son los esquemas orgánicos o biorracionales. Sin embargo, es necesario que para poder hacer frente a la demanda por frutos de arándano se tome lo mejor de cada uno de los sistemas para encaminarlos en una dirección que permita mejorar nuestra productividad y entorno de manera sostenible.

¿Qué papel juega la genética de las variedades?

Sin lugar a dudas para que la fruta llegue a los mejores anaqueles del mundo, esta debe responder a los estándares de calidad e inocuidad que exige cada mercado. La diversidad de variedades que responden a dichos estándares es grande en la actualidad, pero siempre debe buscarse aquella con una calidad “premium” y que también brinde adaptabilidad a las condiciones de manejo en las que se cultiva.

¿Cuáles son los requerimientos del cultivo?

Deben considerarse siempre que es lo que le gusta al cultivo. Es esencial proporcionar las temperaturas más adecuadas, la cantidad óptima de luz para su fotosíntesis y la humedad que permita el desarrollo normal de sus procesos fisiológicos. También es importante determinar si el cultivo de arándano responde en crecimiento a mayor disponibilidad de nutrientes. Entender a la planta de arándano permite proporcionarle las condiciones que tanto le gustan por el mayor tiempo posible, llegando a la producción hidropónica intensiva de arándanos.

La producción hidropónica del cultivo de arándano ha significado un gran reto, que continúa mejorándose para permitir obtener el mayor beneficio posible.

Fuente Fonseca, E. 2018. Cultivo Hidropónico de Arándano. Serie Frutillas. Núm. 25. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 2 p.

Intagri.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*